-

-

-

-

-

"Viví en el monstruo...":

“...y le conozco sus entrañas; y mi honda es la de David.” José Martí viajo y vivió en los Estados Unidos entre 1870 y 1893, trabajando como periodista y avanzado el trabajo por la independencia de Cuba. La referencia a “David” se relaciona a el relato bíblico sobre el reino de Israel, gobernado en ese entonces por Saúl, que estaba en guerra con los filisteos. Estos contaban con un líder (gigante) llamado Goliat, un hombre de estatura descomunal y gran fortaleza física. A fin de que eligieran a su mejor hombre, quien se enfrentaría a Goliat y así se decidiría la batalla y el pueblo vencido sería 'esclavo' del ganador. David fue enviado por su padre para visitar a sus hermanos que estaban en el campamento, llevarles alimentos e informarse de su condición. La Biblia muestra a David como "pastor", preocupado por defender a sus rebaños de los ataques de las fieras salvajes (leones, osos...) usando su talento y con la ayuda del cayado y la “honda”. Se dirige al campo de batalla con su honda y su cayado y recoge 5 piedras lisas de un arroyo. Goliat se burla del cayado de David, pero una vez trabada la pelea, David consigue vencer a su enemigo lanzando con su honda una piedra, que impacta en plena frente del gigante. Una vez caído, David corre hacia él y le corta la cabeza con su propia espada rematándole.